Sacrificio y Recompensa

Cabello de Carbonera, Mercedes

268 pages - In Spanish
Annotated Edition

ISBN: 987-1136-39-0
Library of Congress Control Number: 0

Printed copy: U$ 20.85.-  add to cart
Evaluation copy: U$ 13.55.-  add to cart
Online access: U$ 9.99.-  add to cart

Sacrificio y recompensa es la primer obra publicada de Mercedes Cabello de Carbonera.

Presentada en el concurso literario organizado por el Ateneo de Lima en 1886 obtuvo la medalla de oro.
Su publicación en 1887 significó para la autora su lanzamiento como escritora, y el preanuncio de un estilo y una postura frente a la sociedad que se exacerbaría ensus obras posteriores: Los amores de Hortensia (1886); Eleodora (1887); sobre todo en Blanca Sol (Novela social) (1888) y Las consecuencias (1890); y El conspirador (1892).

Hay en Sacrificio y recompensa un personaje, Elisa, la bella hija putativa del ayo de Estela, que bien puede ser considerada el antecedente inmediato de Blanca Sol: “Elisa era una limeña muy limeña, aunque, dicho sea en honor de la verdad, tenía todos los defectos, sin las grandes cualidades de la mujer nacida en estas afortunadas regiones”… y… “no era más que una muchacha vivaracha, de activa imaginación, de clara inteligencia y de una precoz y desmedida ambición, ambición puramente femenil de lucir, de ascender, de figurar y de salir de su humilde condición.”

El relato de los destinos entretejidos de Alvaro González, Estela Guzmán y Catalina Montiel, dibujado con la pluma de la “novelista [quien] debe mirar y enaltecer como único medio de llevar a la conciencia del lector lección más útil y benéfica que la que se propone la escuela realista” puede a la luz de la obra posterior de Mercedes Cabello de Carbonera ser interpretado como el primer intento de hechar luz sobre la condición de la mujer que en la Lima de la época …“a falta de otras opciones, utilizaban el matrimonio para ascender en la pirámide social”.

Fiel a lo expuesto en sus trabajos teóricos posteriores como La novela moderna (1892), la autora cumple en esta obra con lo que anuncia en su prólogo: “Separarme del realismo, tal cual lo comprende la escuela hoy en boga, y buscar lo real en la belleza del sentimiento, copiando los movimientos del alma, no cuando se envilece y degrada, sino cuando se eleva y ennoblece”…
Sacrificio y recompensa es, pues, la mejor introducción a Blanca Sol y a su autora.

Imagen de cubierta:
Raúl Soldi
“La lección de pintura”
Gentileza FUNDACION SOLDI
Para conocer más acerca de este artista visite
www.zurbaran.com.ar
Juana Mercedes Cabello Llosa, más conocida como Mercedes Cabello de Carbonera nació en Moquegua el 17 de febrero de 1842 y murió en Lima el 12 de octubre de 1909.
La escritora moqueguana perteneció a una clase social y cultural privilegiada. Del acceso a las ricas bibliotecas personales de su padre y de su tío, deriva su formación educativa y su calificativo de autodidacta.
Después que su familia se traslada a Lima en 1864, Mercedes Cabello contrae matrimonio con el doctor Urbano Carbonera en 1866 (Pinto, 127-31). Estando todavía casada publica sus primeras obras en prosa y en verso con el pseudónimo de MC: «La linterna májica» en 1872 y «Limosna» en 1874 (Pinto, 135-36). En 1874, bajo su propio nombre publica su primer ensayo titulado «La influencia de la mujer en la civilización» donde revela su postura feminista y propugna su defensa a favor de la educación de la mujer finisecular.
La labor fundacional de la obra de Mercedes Cabello de Carbonera se encuentra en su novelística: Los amores de Hortensia (188?-1887), Sacrificio y recompensa (1886) Eleodora (1887), Blanca Sol (1889), Las consecuencias (1889) y El conspirador (1892). Cabello de Carbonera, escritora comprometida con la época que le tocó vivir, delinea en sus novelas las enfermedades del siglo, y por medio de la crítica social que permea su obra, deja como legado al pueblo peruano y a la sociedad limeña en particular, una visión del futuro que vislumbra una sociedad más justa.
Propulsora de la corriente filosófica del positivismo de Augusto Comte, propugna la educación laica, los principios científicos y el ideal del progreso. Es precisamente en el discurso, «Los exámenes», pronunciado en el Liceo Fanning en 1898,  donde expone sus ideas a favor de la educación laica, contra la corrupción del clero y el fanatismo religioso que se infiltraban en los institutos católicos de educación.
Sus ideas positivistas y su aguda crítica social en un período aún dominado por el eco romántico y la tradición colonial (Sánchez, 1103) le valieron duros y encarnizados ataques, especialmente de parte de sus congéneres. Sin embargo, en las últimas décadas la crítica literaria contemporánea ha contribuido a dejar atrás el injusto relego al que Cabello de Carbonera fuera condenada en el siglo pasado.