Autonosuya

Fontanilles y Quintanilla, Francisco

128 - in Spanish
Edición, introducción y notas
Jorge Camacho
ISBN: 978-1-934768-86-0
Library of Congress Control Number: 2016944472

Printed copy: U$ 21.90.-  add to cart
Evaluation copy: U$ 14.25.-  add to cart
Online access: U$ 9.99.-  add to cart

Autonosuya, curiosa novela político-burlesca  es una rareza bibliográfica.
Apareció por entregas en el periódico El Imparcial de Matanzas, Cuba, en 1886, y fue reimpresa más tarde en forma de libro en 1897.
Durante esta época, Cuba atravesaba lo que se conoce como «la guerra necesaria», iniciada por José Martí en 1895, que terminaría tres años después con la intervención norteamericana.
Desde el punto de vista ideológico, Autonosuya es un alegato en contra de la autonomía y de la independencia de Cuba.
Con tal fin Fontanilles narra lo que sucedería en la Isla si España le permitiera el autogobierno. 
El resultado es una novela acerca de dos dictadores (los hermanos Sabicú), escrita en la tradición satírica de muchos periódicos integristas en ese momento, pero también en la tradición de novelas que describen escenarios distópicos como el de Los viajes de Gulliver (1726) de Jonathan Swift o La Máquina del Tiempo (1895) de H. G. Wells.
En este tipo de narraciones el futuro se nos presenta como caótico e indeseable por lo cual esta novela tiene el objetivo primordial de ser una crítica social de la política cubana y la composición racial en la Isla. 

Al publicar esta edición anotada de Autonosuya, curiosa novela político-burlesca,  quiero señalar su origen en esta tradición, y en las llamadas «novelas de dictadores» que se publicaron en el siglo XIX en Hispanoamérica, siendo ésta la primera de su tipo en Cuba.
De hecho, habría que esperar 40 años para que otro escritor español, Ramón Valle-Inclán, escribiera su gran novela Tirano Banderas (1926). 
Autonosuya, no obstante, es también un texto marcado por el racismo, y el «miedo al negro» promovido por los blancos y los dueños de esclavos después de la Revolución haitiana.
No por gusto los dos dictadores en esta novela son mulatos, «salvajes» y «barbaros», que una vez que toman el poder inician una guerra racial que hunde Cuba en el caos y la miseria.
Francisco Fontanilles y Quintanilla nació en Barcelona el 16 de enero de 1833.
Cursó los estudios de ingeniero, entró en la Administración Militar con la categoría de oficial, y se marchó a Puerto Rico en 1856 destinado a la Secretaria de Gobierno de la Isla.
Más tarde, pasó a Cuba como Oficial de Intendencia General de Hacienda, y fue nombrado sucesivamente como Secretario del Gobierno Civil de la Habana, de la Junta de Libertos, de la Diputación General de Pinar del Rio, y Jefe de negociado en el Banco Español de esa ciudad.
Fue polemista, y director de varios periódicos, incluyendo El Imparcial de Matanzas que según Eusebio Martínez de Velasco era el órgano del Partido de Unión Constitucional en esta provincia de Cuba. 
Además de escribir Autonosuya, curiosa novela político-burlesca, Fontanilles escribió un libro de historia que le dedicó al oficial español Arsenio Martínez Campos  (1831–1900), capitán general de la Isla de Cuba: Compendio de la Historia de España (1879)  y algunas cartillas de instrucción primaria, entre las que está Elementos de aritmética para uso de las escuelas de instrucción primaria elemental y superior (1868), publicado en Puerto Rico.
Fontanilles y Quintanilla murió en el barco que lo llevaba de regreso a España en 1887.