Cecilia Valdés

Villaverde, Cirilo

474 pages - In Spanish
Edición Crítica, Notas y Comentarios
Ana María Hernández
ISBN: 978-1-934768-65-5
Library of Congress Control Number: 2013934228

Printed copy: U$ 34.50.-  add to cart
Evaluation copy: U$ 22.43.-  add to cart
Online access: U$ 9.99.-  add to cart

Cecilia Valdés, una de las cumbres de la novela latinoamericana del siglo diecinueve, posee una complejidad temática singular en la narrativa de la época. Cecilia, la mulata seductora, ha llegado a representar los mecanismos de ajuste de las mujeres de color en una sociedad racista. La novela ocupa un lugar prominente en estudios poscoloniales sobre la estratificación social según el color de la piel en las sociedades de plantaciones. La novela de Villaverde muestra el principio del proceso de modernización como resultado de la riqueza aportada por la industria azucarera que transformaría la ciudad de La Habana y su dinámica social. Los espacios por donde nos lleva el narrador son los mismos espacios donde se desarrollan paralelamente la historia de Cecilia y la historia de La Habana. Una lectura atenta de la novela corrobora la percepción, a menudo reiterada, de que Cecilia «magnética, mestiza, compleja y tormentosa» es La Habana, y es Cuba.
Cirilo Villaverde
(Pinar del Río, 28 de octubre de 1812 - Nueva York, 23 de octubre de 1894)
Destacado novelista y ensayista político cubano,
Nacido en el ingenio Santiago, región de Vuelta Abajo, en época del sistema esclavista.
En 1820 se trasladó con su familia a La Habana.
Como Bachiller en leyes trabajó brevemente en algunos bufetes, aunque abandonó el derecho para trabajar como maestro en los colegios Buenavista y La Empresa de Matanzas, y –más tarde– en el Real Colegio Cubano, y dedicarse a la literatura.
De esa época son su Texto de geografía de la Isla y El librito de los cuentos y las conversaciones.
En 1837, publica sus primeras novelas: La cueva de Taganana, y La peña blanca y a partir de ese momento comienza a publicar regularmente en la revista Miscelánea.
Asiduo participante de las tertulias de Domingo del Monte, colaboró con numerosas publicaciones como Recreo de las Damas, Aguinaldo Habanero, La Cartera Cubana, Flores del Siglo, La Siempreviva, El Álbum, La Aurora, El Artista y Revista de La Habana.
Es autor de la novela Cecilia Valdés o La loma del ángel.
A partir de 1840 adhiere a las ideas separatistas, por lo que comienza a ser observado por el el Gobierno español.
En el periódico La Verdad, del que llegó a redactor en jefe, publica una gran cantidad de artículos en los que se expresa abiertamente.
En 1846 se lo relaciona con el general Narciso López, quien tramaba un movimiento revolucionario. Descubierto el plan, Villaverde es apresado, junto a José Sánchez Iznaga y Francisco Díaz de Villegas. Alojado durante la tramitación de la causa en condiciones terribles en la cárcel de Matanzas, es condenado a muerte aunque logra huir y trasladarse primero al sur de la Florida, y luego a New York, desde donde, junto a Narciso López trabaja en pro de un movimiento revolucionario.
En 1850 Cirilo Villaverde es nombrado secretario de la «Junta pública promovedora de los intereses políticos de Cuba» de New York, agrupación presidida por Narciso López.
En 1856 vuelve a la Habana donde es recibido con demostraciones de respeto y afecto.
A cargo de la imprenta La Antilla, imprime entre otras obras, una recopilación de artículos de Anselmo Suárez Romero.
Een compañía del periodista Adolfo Márquez Sterling y de Francisco Calcagno, publica el periódico literario La Habana.
Alentado por el señor P. Massana, impresor, retoma y concluye la novela Cecilia Valdés, que había dejado inconclusa en 1837.
Ahogado por el clima político de la Cuba bajo régimen Español vuelve a New York, donde forma parte sucesivamente, de la redacción de La América y de La Ilustración Americana.
Luego de varios viajes entre Cuba y los EEUU, fallece, en New York, a los 82 años.