Mecha Iturbe

Duayen, César

268 Pages - In Spanish
Edición Crítica, Notas y Comentarios
Mary G. Berg
ISBN: 978-1-934768-00-6
Library of Congress Control Number: 2007935954

Printed copy: U$ 26.80.-  add to cart
Evaluation copy: U$ 17.42.-  add to cart
Online access: U$ 9.99.-  add to cart

Mecha Iturbe, publicado en Buenos Aires en 1906, es la más ambiciosa y más extensa de las cinco novelas de César Duáyen, seudónimo de Emma de la Barra (1861-1947), novelista, periodista, fundadora de la primera escuela profesional de mujeres y de una comunidad obrera utópica, y cofundadora de la Cuz Roja argentina.
Como Stella había tenido tanto éxito el año anterior, la editorial, la Casa Maucci, no solo le pagó a la autora una suma sin precedente «5000 pesos« sino que también la sacó en edición de seis mil ejemplares, en vez de los quinientos a mil habituales.
Se dice que Stella, Mecha Iturbe y Amalia (1851-55, de José Mármol) eran las novelas argentinas más leídas de su época.
Mecha Iturbe presenta un análisis detallado del personaje central y su esfuerzo sostenido para reintegrarse en la sociedad porteña después de una larga ausencia en Europa.
Ella pertenece a un círculo de familias que constituye una selección representativa de la clase dirigente del país, la élite de terratenientes, dueños de estancias, privilegiados: los mejor educados, los más capaces, los más responsables, quiéranlo o no.
La novela es una representación dramática de una sociedad apresurada por los cambios rápidos y las tensiones personales y públicas de la modernización en esta época de tantos inmigrantes y tanta importación de tecnología nueva. Se reflejan las pasiones de César Duáyen por el mejoramiento de la sociedad total, por los avances médicos y de la participación activa de las mujeres en esta nueva sociedad como médicas, maestras, organizadoras, y técnicas.
César Duáyen, seudónimo de la escritora argentina Emma de la Barra (1861-1947), colaboró durante muchos años en diarios y revistas, y publicó cinco novelas que tuvieron un éxito sin precedente en su época.
Nacida en Rosario en 1861, hija de un periodista y político distinguido, se mudó a Buenos Aires, donde ella desarrolló sus talentos en música, arte, literatura y educación.
Entre otras empresas, fundó la primera escuela profesional de mujeres, y también la Cruz Roja argentina. Con su primer marido, fue fundadora en 1882 de un barrio obrero modelo en Tolosa, donde estaban los talleres ferroviarios cerca de La Plata: «Las mil casas».
Sus novelas, donde se reflejan estas pasiones por la música, la medicina, la reforma de condiciones laboriles, y la educación, sobre todo de mujeres, son por lo menos cinco: Stella (1905), Mecha Iturbe (1906), El Manantial (1908), Eleonora (1933) y La dicha de Malena (1943).
Las novelas describen en detalle las situaciones de mujeres jóvenes extraordinariamente capaces e inteligentes que intentan encontrar su lugar en la sociedad argentina, en Buenos Aires y en el campo.

«…Emma de la Barra…había nacido en 1861 y era hija de Federico de la Barra, político y periodista de destacada actuación que, en la villa de los años '60 que crecía vertiginosamente, reunía noche a noche en su casa una tertulia de personajes brillantes.  Siendo todavía niña, Emma se trasladó con la familia a Buenos Aires donde, años más tarde, se casó con su tío paterno Juan de la Barra.  Inquieta por naturaleza, continuó desarrollando sus talentos artísticos, encaminados hacia la música y la pintura.  En este medio propicio pudo poner en marcha iniciativas que lograron éxito, como la fundación de la Sociedad Musical Santa Cecilia para encauzar el entusiasmo de los aficionados a la música; la primera escuela profesional de mujeres; la Cruz Roja, que fundó en unión de Elisa Funes de Juárez Celman en las postrimerías del gobierno jaqueado por la revolución de 1890; la exposición de obras de arte y joyas que organizó en 1893 con Delfina Mitre de Drago, con fines benéficos, y que permitió admirar las más hermosas expresiones artísticas que había entonces en colecciones privadas.  Otra importante empresa en la que participó, con el marido, fue la construcción de un barrio obrero en Tolosa, donde estaban los talleres ferroviarios junto a La Plata, o lo que sería entonces la capital de la provincia.  Habilitado en 1882, popularmente conocido como 'las mil casas', de las que aún quedan vestigios.  Emma proyectó allí una escuela, teatro e iglesia, pero fracasó económicamente y perdió casi toda su fortuna.» Citado de Sosa de Newton, www.lamaquinadel tiempo.com/Mujeres/duayen.htm.