Música sentimental
(silbidos de un vago)
(edición Claude Cymerman)

Cambaceres, Eugenio

176 pages - In Spanish
Edición Crítica, Notas y Comentarios
Claude Cymerman
ISBN: 978-1-934768-30-3
Library of Congress Control Number: 2009941720

Printed copy: U$ 23.40.-  add to cart
Evaluation copy: U$ 15.21.-  add to cart
Online access: U$ 9.99.-  add to cart

Al publicarse Música sentimental, la prensa porteña contemporánea recalcó la originalidad del libro y el talento de su autor.
El tema elegido «la estadía de un rastacueros en París y la muerte del mismo de consecuencia de la sífilis« sitúa la obra, a nivel argumental, en la línea del imprescindible «para la alta sociedad« viaje iniciático a Francia, y, a nivel literario, de lleno en la imperante corriente naturalista de la época.
Para comprender todo el alcance del libro, basta citar la opinión de un prestigioso periodista contemporáneo, «Manuel Lainez« que no duda en afirmar: Cuando un libro se deja leer de la primera hasta la última línea sin hastío, sin fastidio y por el contrario con interés siempre creciente, despertando un semillero de ideas en cada página, un cúmulo de recuerdos en cada capítulo, una dosis de sentimientos y afectos poco común en cada diálogo, puede decirse con verdad que está escrito con arte, que está saturado de «esprit», que obedece a una inspiración que la naturaleza suele conceder a las inteligencias destinadas a esas producciones ágiles, frescas, vaporosas, joviales, que se leen y se graban en la memoria como sello de tinta indeleble.
Si agregamos a todo este conjunto de cualidades el logro estilístico que representa la feliz alianza de una escritura por partes académica y por momentos inspirada en el lenguaje hablado de la conversación de salón, el equilibrio conseguido entre la criollidad y el cultismo, la elegancia de descripciones de la naturaleza monegasca y la feliz elección de imágenes inspiradas a menudo por la fauna o la flora pampeanas, vemos que Música sentimental, se merece una lugar privilegiado en la nueva literatura argentina y comprobamos que, por las dotes de observación y de recreación del autor, la escritura cambaceriana se alza por momentos a la altura del arte impresionista y de la poesía modernista.
Eugenio Cambaceres
(1843-1889)
De ascendencia francesa, nació en Buenos Aires durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas, y llegó a ser uno de los miembros más importantes de la generación del ochenta. Abogado, político y escritor, intervino activamente en la esfera pública de los años 70 y 80.

Promovió la separación de la Iglesia y el Estado con un discurso que luego fue publicado en la Revista del Río de la Plata.
La firmeza y audacia de sus convicciones liberales —llegó a denunciar los fraudes de su propio partido— le valieron el ataque colectivo y la fama de “masón”, “ateo” e “impío”.

Integró la élite dirigente del Club del Progreso, un centro social que nucleó a intelectuales y a destacadas figuras de la alta sociedad porteña del momento. Su ingreso a la literatura coincidió con su alejamiento de la política. “Vivo de mis rentas y nada tengo que hacer.   Echo los ojos por matar el tiempo y escribo”, afirmó en una frase bastante citada por la crítica. Viajó por Europa y vivió en París, aunque en 1889 estaba en Buenos Aires cuando murió de tuberculosis.

Cuatro títulos integran su producción literaria:   Pot-Pourri (1881) y Música sentimental (1884), reunidos bajo el subtítulo Silbidos de un vago y publicados anónimamente, anteceden a sus mejores novelas, Sin rumbo (1885) y En la sangre (1887).   Por distintas razones todas sus publicaciones desataron cierto grado de escándalo, todas fueron —cada una a su manera— algo así como anómalos bestsellers en su época.