El Cura. (Caso de incesto)
Novela Médico-Social

López Bago, Eduardo

224 pages - In Spanish
Edición Crítica, Notas y Comentarios
Maite Zubiaurre
Luis Cuesta
ISBN: 978-1-934768-64-8
Library of Congress Control Number: 2013933979

Printed copy: U$ 22.10.-  add to cart
Evaluation copy: U$ 14.37.-  add to cart
Online access: U$ 9.99.-  add to cart

El Cura (1885) constituye «junto con La Regenta de Leopoldo Alas, alias Clarín, también publicada en 1885« uno de los mejores ejemplos de literatura anticlerical del periodo finisecular.
Por si su título pudiera llevar a equívoco en cuanto a la intención de su autor, Eduardo López Bago (1855-1931), éste añade el subtítulo «Caso de incesto» para poner énfasis en que la novela es un ataque frontal contra la institución del celibato católico.
El proceso de secularización que comienza a permear la sociedad española durante el periodo revolucionario y que permanece latente durante la etapa de la Restauración es el que permite la aparición de una obra de estas características, favorecida además por la promulgación del derecho de libertad de imprenta en 1883.
El Cura (Caso de Incesto) inaugura una trilogía «integrada por el Confesionario (Satiriasis) (1885) y La Monja (1886)« concebida como un catalizador para rebatir la autoridad de la moral sexual cristiana y para reclamar, en nombre de las leyes naturales, su supresión.
El extraordinario éxito editorial y el anticlericalismo reformista de López Bago propiciaron la traducción al alemán de su novela al año siguiente.
En el prólogo a la versión germánica «Der Zí¶libat (1886)« el traductor, Ernesto Bark, presenta a López Bago como uno de los principales representantes de la moderna novela española, capitaneada por Galdós, y como el mejor exponente del naturalismo de inspiración zolesca, por cuya causa sufre persecución religiosa y política.
Este acercamiento al modelo establecido por el escritor francés llevado a cabo por Lopez Bago será acertadamente bautizado unos pocos años después de la aparición de la novela como «naturalismo radical» por Alejandro Sawa.
Más que ante un ataque directo contra los fundamentos de la religión católica, en El Cura nos encontramos ante una crítica contra el empleo que de ella hacen los ministros de la Iglesia, hombres en definitiva y mutilados en su naturaleza humana.
Se trata de un anticlericalismo, pues enraizado en condiciones fisiológicas antes que políticas.
Este propósito lo manifiesta el propio López Bago, el cual con su libro empieza «una nueva serie de estudios dedicados a combatir el celibato eclesiástico en lo que tiene de peligroso y bajo el punto de vista médico«social».
El argumento de El cura se reduce al relato de la relación entre Román, el sacerdote, y su hermana Gracia.
El incesto no se consumará hasta el final de la narración, pero toda la trama está orientada a conseguir este objetivo.
Así por ejemplo, al comienzo de la novela se reproducen fragmentos de El Cantar de los cantares, los cualesfuncionan como instrumento de seducción.
Otro de los elementos que engarza con el anterior, en cuanto a la crítica del celibato se refiere, es el papel que desempeña el amancebamiento en la novela.
López Bago, a través de otro de los personajes eclesiásticos, el padre Fermín, concubinatario sin tapujos, pronostica el lento perecer de la organización eclesiástica católica si no se lleva a cabo una transformación interna.
Para López Bago éste es el caso «de un sacerdote célibe que vive entre nosotros disimulando su apetito y no llega a morirse porque come en secreto.
De aquí mi deseo de estudiar el asunto y relatar en todo su desarrollo el absurdo de las consecuencias a que da lugar».
Por imponer a su temperamento una castidad contra natura, Ramón se transmuta en un hombre lascivo que termina por cometer incesto, en medio de un ambiente de compañeros abarraganados y pederastas.
El propósito de esta edición es rescatar un autor y una novela que surgen en un agitado momento de la historia española.
El escándalo suscitado por la aparición de El cura« que convierten la cuestión sexual en el foco de interés absoluto« y el entronque de su técnica con la novela popular le depararon un éxito sin precedentes.
Además de recalar en las teorías médico«social y deterministas del naturalismo radical presentes en el texto, en la introducción y notas prestaremos especial atención a los notables paralelismos entre El Cura y La Regenta de Clarín, una de las grandes cumbres literarias del naturalismo español aparecida en dos volúmenes en el periodo 1884-85 y envuelta en una polémica similar a la de la obra de López Bago.
Eduardo López Bago y Peñalver (Aranjuez, 1855 - Alicante, 1931)
A Eduardo López Bago hubo de venirle la fama por sus aportaciones en el ámbito literario como líder del denominado «naturalismo radical», que, intentando adaptar los preceptos de Zola a la realidad española, dio lugar a una fórmula literaria propia conocida como «novela médico-social».
Bajo dicha etiqueta publicó numerosas novelas las cuales, desde un principio, alcanzaron gran popularidad entre las clases media y baja de la sociedad española. Entre sus temas destacan la reforma penitenciaria, el crimen, el anticlericalismo, la moral sexual, la explotación laboral, o la degradación de la mujer. La producción literaria de López Bago dejó impronta, además, en un grupo de jóvenes escritores, autoproclamados bajo el nombre de «Gente nueva», entre los que se encuentran José Zahonero, Alejandro Sawa o Eugenio Antonio Flores)
Eduardo López Bago era hijo de un funcionario de la administración estatal que llegó a ser nombrado gobernador civil y cuyos cargos sufrieron los efectos de diversas cesantías y reincorporaciones fruto de los avatares políticos de la España de la segunda mitad del siglo XIX. La profesión del padre provocó continuos traslados de la familia hasta su definitivo asentamiento en Madrid en la década de 1870. Eduardo cursa estudios en la capital española y obtiene el título de Bachiller en Artes. Desde muy joven manifiesta una gran atracción por la creación literaria y la lectura, y a partir de 1873 comienzan a aparecer en distintas revistas de la época algunos poemas suyos, así como las traducciones que realiza de folletines ingleses y franceses. Tras este primer paso sus colaboraciones en publicaciones como La Ilustración Artística y Americana  (La Época, La moda elegante, y Los lunes del Imparcial se multiplican. En 1876 publica su primera novela, Los amores,subtitulada Obra entretenida, la cual estuvo a punto de ser incluida en el Índice de obras prohibidas de la Iglesia. Los varios procesos judiciales encaminados a valorar el carácter moral de sus novelas hicieron que sus ventas aumentasen considerablemente)
En los años siguientes López Bago se dedica infatigable y exclusivamente a la redacción de numerosas novelas en las que ensaya su peculiar concepto del naturalismo. Las dos primeras obras adscritas al naturalismo radical son El periodista y La prostituta, ambas aparecidas en 1884. La última provocará el éxito y el escándalo más sonado de las letras españolas decimonónicas. Se trata de la primera novela de una tetralogía, que en el plazo de los dos años se verá completada con La Pálida, La Buscona y La Querida. Las cuatro novelas tienen como fin denunciar la prostitución. Por estas mismas fechas López Bago publica El Cura (1885), primera parte de una serie dedicada a criticar – según los conceptos del naturalismo radical- los estragos derivados del celibato eclesiástico. Frenéticamente y en un corto espacio de tiempo siguen apareciendo nuevos títulos, todos bajo la etiqueta de novela médico-social, los cuales abordan temas tan variados como la revolución social (Carne de Nobles), la reforma carcelaria (El Preso) o la polémica taurina (Luis Martínez). El escándalo producido por sus obras le granjea a López Bago el silencio de la crítica literaria de su época, la cual omite cualquier alusión a sus obras, pero por otro lado le proporciona un éxito comercial considerable que le permite vivir holgadamente.
Pero sólo unos pocos años después, a principios de 1889, bien porque las ventas de sus libros decayeran considerablemente en un momento de crisis editorial, bien porque el mercado hispanoamericano se presentara como una posibilidad a explorar, López Bago decide emigrar a Argentina. Obviamente detrás de su viaje late también la búsqueda de un ambiente más liberal, pues según sus propias palabras, emigra «buscando aires de libertad que por fatalidad monárquica están enrarecidos en mi patria.» Durante su larga estancia en Latinoamérica realiza no sólo una intensa labor periodística y de difusión del credo del naturalismo radical principalmente en Uruguay, Argentina, México, Cuba y Puerto Rico, sino que también publica sus dos últimas novelas, Carne Importada (1891) y El Separatista (1895). Por motivos de salud regresa a España en 1915. Los últimos años de su vida transcurren en Alicante, en donde fallece en 1931.

Obras de Eduardo Lopez Bago

Los Amores  (1876)
El Periodista  (1884)
La Prostituta  (1884)
La Pálida  (1884)
La Buscona  (1885)
El Cura  (1885)
La Querida  (1885)
El Confesonario  (1885)
Los Asesinos  (1885-1886)
La Monja  (1886
La Mujer Honrada. La senora de Lopez  (1886)
La Mujer Honrada. La soltera  (1886)
Carne de Nobles  (1887)
El Preso  (1888)
Carne Importada  (1891)
El Separatista  (1895)