Sin rumbo
(edición JP Spicer-Escalante)

Cambaceres, Eugenio

136 pages - In Spanish
Edición Crítica, Notas y Comentarios
J. P. Spicer-Escalante
ISBN: 987-1136-35-8
Library of Congress Control Number: 0

Printed copy: U$ 21.90.-  add to cart
Evaluation copy: U$ 14.24.-  add to cart
Online access: U$ 9.99.-  add to cart

Sin Rumbo es el estudio social hiperrealista con el que Eugenio Cambaceres inicia el movimiento naturalista en la Argentina que luego dará frutos notables en las obras de otros escritores argentinos «e hispanoamericanos« que seguirán sus huellas en términos de su visión estética naturalista y su postura de crítico social.

Sin Rumbo es la pintura de una existencia perdida. Un hombre rico y mundano prematuramente cansado de la vida, retirado a su estancia donde reconcentra su angustia, seduce brutalmente a una sumisa campesina para después abandonarla embarazada.
Vuelto a Buenos Aires se siente atraído por un nuevo capricho, una prima donna extranjera y trata de revivir su propia existencia mediante esta relación. Pero el hastío puede más. Misántropo y desencantado, corta el amorío y regresa al campo impulsado por un sentimiento nuevo e insospechado en él: el ansia por la paternidad que siente lo ennoblece y purifica, y puede convertirse en el norte y esperanza de redención. En su estancia lo recibe la noticia de la muerte de la campesina: ahora estará solo frente a su hija, cuya ternura parece transformarlo. Pero la vida es negra y cruel, y el ángel inocente y redentor muere asfixiado por el crup luego de una dura escena de traqueotomía que despierta falsas esperanzas. Comprendiendo que es inútil huir de aquella angustia que había signado su vida desde un principio, el padre se abre el vientre delante del cadáver aún tibio de la niña mientras una mano criminal incendia sus bienes, y en el fondo de aquel cuadro sombrío «la negra espiral de humo, llevada por la brisa, se despliega en el cielo como un inmenso crespón!»

En esta novela prototípica, Eugenio Cambaceres muestra «de la forma más desgarradora« la existencia perdida e inútil de no sólo un hombre, sino de toda una clase social que habitaba las altas esferas sociales argentinas a finales del s. XIX a la que consideraba sin norte, «sin rumbo», a la vez que hace gala de su poder y alcance literario, no sólo a través de su visión intelectual sino también mediante su manejo del idioma. Un verdadero habla porteño, donde confluyen locuciones familiares con la jerga de los paisanos, y ese argot semi-francés, semi-gaucho de la clase elevada argentina de la época que aún subsiste, si bien camuflado, en algunos salones sociales.

En su estudio preliminar el Prof. J.P. Spicer-Escalante examina la recepción crítica que tuvo el naturalismo en Francia y en Argentina antes de la publicación de Sin Rumbo, la respuesta de la crítica argentina a la obra de Cambaceres en general, y la visión personal del autor acerca de la estética naturalista y su relación con la crítica social reflejada en esta obra, a la vez que añade notas que contribuyen a su comprensión profunda
Eugenio Cambaceres
(1843-1889)
De ascendencia francesa, nació en Buenos Aires durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas, y llegó a ser uno de los miembros más importantes de la generación del ochenta. Abogado, político y escritor, intervino activamente en la esfera pública de los años 70 y 80.

Promovió la separación de la Iglesia y el Estado con un discurso que luego fue publicado en la Revista del Río de la Plata.
La firmeza y audacia de sus convicciones liberales —llegó a denunciar los fraudes de su propio partido— le valieron el ataque colectivo y la fama de “masón”, “ateo” e “impío”.

Integró la élite dirigente del Club del Progreso, un centro social que nucleó a intelectuales y a destacadas figuras de la alta sociedad porteña del momento. Su ingreso a la literatura coincidió con su alejamiento de la política. “Vivo de mis rentas y nada tengo que hacer.   Echo los ojos por matar el tiempo y escribo”, afirmó en una frase bastante citada por la crítica. Viajó por Europa y vivió en París, aunque en 1889 estaba en Buenos Aires cuando murió de tuberculosis.

Cuatro títulos integran su producción literaria:   Pot-Pourri (1881) y Música sentimental (1884), reunidos bajo el subtítulo Silbidos de un vago y publicados anónimamente, anteceden a sus mejores novelas, Sin rumbo (1885) y En la sangre (1887).   Por distintas razones todas sus publicaciones desataron cierto grado de escándalo, todas fueron —cada una a su manera— algo así como anómalos bestsellers en su época.