Roque Moreno

González de Fanning, Teresa

156 - In Spanish
Foreword & Notes
Thomas Ward
ISBN: 978-1-949938-05-0
Library of Congress Control Number: 2019954904

Printed copy: U$ 26.90.-  add to cart
Evaluation copy: U$ 17.50.-  add to cart
Online access: U$ 9.99.-  add to cart

En esta novela histórica Teresa González de Fanning (1836-1913), educadora y novelista peruana, retrata el caos que caracterizó el Perú en los años inmediatamente después de la Independencia.
La trama gira alrededor de dos haciendas, una, propiedad de Roque Moreno, proveniente de una familia de libertos, dueños de una hacienda antiguamente propiedad de los jesuitas, la otra de don Justo de la Vega Hermosa, un español radicado en el Perú.
Fuera de su interés en la cultura de las haciendas en los tiempos del presidente peruano Agustín Gamarra, y en la historia, la novela también ofrece un análisis psicológico a partir de conceptos raciales indagando en una peruanidad formada por lo español y lo negro.

Thomas Ward, especialista en literatura peruana, es profesor de español y estudios latinos y latinoamericanos en Loyola University Maryland. Su introducción ubica a «Roque Moreno, novela histórica»,dentro de la trayectoria que va desde el colonialismo a la negritud. «Roque Moreno» es la segunda edición crítica que publica para Stockcero, la primera,«La rosa muerta»(2007) reinsertó a Aurora Cáceres en los estudios sobre el modernismo.
Se espera que esta edición reinsertará a «Roque Moreno» de Teresa González de Fanning en los estudios sobre la novela histórica.
Teresa González de Fanning
Educadora, escritora y periodista peruana considerada la precursora de la educación integral de la mujer, con connotación práctica y formación laboral, para lograr su liberación, en una época (siglo XIX y principios del siglo XX) en que aún se creía que la mujer debía estar orientada exclusivamente para el matrimonio y las tareas conyugales.
Fundó el Liceo Fanning (1881), colegio de mujeres donde puso en práctica sus planteamientos educativos, e integró un grupo de notables peruanas del siglo XIX considerado la primera generación de mujeres ilustradas en el Perú. Contemporáneas suyas fueron Juana Manuela Gorriti, Elvira García y García, Lastenia Larriva de Llona, Mercedes Cabello de Carbonera, Clorinda Matto de Turner y María Jesús Alvarado Rivera.
De esmerada educación, basada esencialmente en la lectura de los clásicos, de joven se orientó a la creación literaria, interesándose fundamentalmente por las costumbres sociales y la educación. Sus primeros ensayos los firmó con los pseudónimos de Clara del Risco, María de la Luz, y otros más.
Contrajo matrimonio con el joven marino Juan Fanning García. Su matrimonio fue relativamente feliz y pudo armonizar las labores domésticas con las intelectuales.
Su esposo murió durante la guerra del Pacífico a consecuencia de heridas sufridas en la batalla de Miraflores (15 de enero de 1881).
Como a muchas familias de Lima, la guerra la dejó sin casa y sin recursos, por lo que decidió fundar un colegio para señoritas en su casa, labor que realizó con el auxilio de sus hermanas Enriqueta y Elena. Dicho colegio llegó a ser el mejor de su tiempo y el preferido de las distinguidas familias de Lima, no sólo por sus métodos de enseñanza, sino por la importancia que concedió a la educación sobre la instrucción rompiendo así una de las mayores trabas mentales de la sociedad conservadora del siglo XIX.
En el colegio, conocido como el Liceo Fanning, se enseñaban matemáticas, gramática, geografía, economía doméstica, historia del Perú y religión, para la cual se seguían los libros escritos por ella misma. Al mismo tiempo abogó intensamente por la enseñanza técnica y laboral, y por la idea de que la educación moral, la intelectual y la física debían complementarse, poniendo en práctica todos esos planteamientos.
De 1876 a 1877 participó en las veladas literarias de Juana Manuela Gorriti. Fue socia del Club Literario y del Ateneo de Lima. Escribió varias novelas cortas.
Fue defensora de los colegios laicos, afirmando que la educación que en ellos se impartía era más completa y más efectiva, y cristalizaba mejor el ideal de igualdad de conocimientos y de preparación entre hombres y mujeres.
Murió el 7 de abril de 1918, víctima de una neumonía, a la avanzada edad de 82 años.
En toda ocasión, hasta su último instante, demostró humildad y grandeza, pidiendo a sus familiares que su sepelio se realizase en privado.
Fue enterrada en el Cementerio Presbítero Maestro.